Banco Central dice el Gobierno debe subir impuestos y bajar deuda pública

SANTO DOMINGO.- El Banco Central de la República Dominicana recomendó a los planificadores de la política fiscal que orienten la deuda pública “hacia una trayectoria descendente” y aumentar los colchones fiscales mediante la implementación de reformas tributarias.

En su página abierta titulada “Confianza en la economía dominicana: análisis desde la perspectiva de la calificación crediticia”, redactada por su Departamento Internacional, el organismo aseguró que esas reformas tienen que ser para fortalecer el proceso de consolidación fiscal, sin poner en riesgo el gasto social y de infraestructura.

Los técnicos sostienen que la receta de aumentar impuestos y bajar deudas puede encaminar al país “cada vez más” hacia la obtención del grado de inversión.

Asimismo, el Banco Central afirmó que los fuertes fundamentos económicos y el manejo efectivo de la política monetaria y fiscal de la República Dominicana han contribuido a la sostenibilidad de la deuda pública, lo que ha repercutido en mejores calificaciones para los bonos soberanos emitidos por República Dominicana.

“Esto se evidencia en la revisión al alza de la nota soberana por Standard & Poor’s en 2022, la mejora de la perspectiva de estable a positiva tanto por Moody’s como por Fitch en 2023 y en la reafirmación de la calificación crediticia por S&P el pasado 4 de enero de 2024 en BB con perspectiva estable», indicó.

El organismo financiero señaló que estas decisiones por parte de las agencias han contribuido a la reducción del índice riesgo-país, el cual refleja una menor probabilidad de impago del país frente a sus obligaciones en moneda extranjera, volviéndose cada vez más seguro invertir en la República Dominicana.

En el contexto económico de la post pandemia, declaró el Banco Central, las agencias calificadoras han estado revisando las notas soberanas de distintos países, pero las calificadoras mantienen una visión positiva sobre la economía dominicana.

«De esa manera ratifican la confianza que se observa en los inversionistas internacionales más allá del crecimiento que viene presentando la inversión extranjera directa», dijo.