MICM destaca crecimiento de Zonas Francas, manufactura y comercio

Economía y banca, por Roxanna Rosario, 10 de julio, Santo Domingo DN., República Dominicana.-El Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) destacó el comportamiento de los sectores zona francas, manufactura local y comercio, los cuales alcanzaron un crecimiento acumulado en los primeros cinco meses del año, de un 30.1%, 15.9% y 10.1%, respectivamente, situándose entre las actividades que más han contribuido al crecimiento económico del país, según del indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) del Banco Central.

De los citados sectores, el ministro Víctor –Ito- Bisonó resaltó la consolidación de las zonas francas como un indiscutible motor que sigue moviendo la economía, “ya no solo hacia número positivos en comparación con el período precovid, sino que los lleva en ascenso si los comparamos con las cifras de recuperación económica en este contexto de pandemia”.

“Estamos viendo los resultados de los planes que ha implementado el gobierno del presidente Luis Abinader para reactivar nuestra economía desde un ejercicio de trasparencia, trabajo, diálogo y responsabilidad que ha integrado a todos los sectores productivos para cumplir con un propósito que está generando unas proyecciones que nos colocan en un crecimiento estimado de un 8%, que ahora se convierte en sinónimo de confianza y estimulo de inversión y creación de más y mejores empleos para nuestra gente”, afirmó Bisonó.

El IMAE registra resultados de 58.3 % en la manufactura de zonas francas, fruto de las exportaciones de estas industrias por US$603.9 millones para el mes de mayo de 2021, incrementado en 55.1% de forma interanual, motivado de acuerdo al Banco Central por la reactivación al 100 % de sus operaciones, la captación de nuevas inversiones, incentivadas por la confianza de los inversionistas en la resiliencia de la economía dominicana.

Además, la manufactura local registró un aumento interanual de 23.7 % que, al compararlo con el valor agregado real de mayo de 2019, está por encima del periodo previo a la crisis en 7.0 %, se convierte a juicio del MICM en un indicador robusto de una aceleración sólida y sostenible de la recuperación económica.