Gobierno favorecen preservar beneficios de la Ley 28-01

Dos funcionarios del Gobierno favorecen que se preserven los beneficios que contempla la Ley 28-01, que crea una Zona Especial de Desarrollo Fronterizo, y advirtieron sobre los riegos que acarrearía dejarla sin efecto, especialmente porque podría profundizar la pobreza en pueblos de la frontera.

El director ejecutivo del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), Daniel Liranzo, expresó que la Ley 28-01 no está bajo su jurisdicción, pero en todo caso, es de opinión de que debe mantenerse, si se quiere desarrollar la zona fronteriza, en término de producción, de manufactura y de empleos.

Cuando se le pregunta a Liranzo en qué elementos fundamenta su opinión, su respuesta fue: “Es que si no existen los incentivos para que las empresas vayan a la frontera, entonces no van a ir”.
Sin embargo, el funcionario del Consejo de Zonas Francas dejó claro que no se trata solo de mantener los incentivos, sino que adicionalmente se necesita construir infraestructuras de servicios que requieran las empresas.

“Podría decir que si una empresa no ve, por ejemplo, que existe un buen sistema de salud en la frontera, no se anima a ir a esa zona. Las empresas toman en cuenta que estén garantizados otros servicios donde se van a colocar, como es el servicio educativo. Son factores determinantes para que la frontera reciba flujo de inversión, a pesar de la existencia de la Ley 28-01 y de la categoría de zona franca fronteriza, que se establece en la Ley 8-90, que regula las zonas francas de exportación”, indicó.

Mientras, el director del Consejo de Coordinación de la Zona Especial de Desarrollo Fronterizo, Erodis Díaz, pidió la aceleración de la aprobación de la ley en el Congreso antes del primero de febrero, cuando vencen las exenciones contempladas. “Con solamente extenderse la ley y modificarse el aspecto del consejo (…). Existen algunas situaciones que deben revisarse, porque incluso son violatorias a la Constitución. Pero con esos dos elementos pienso que tenemos una ley importante que seguirá aportando al desarrollo de la zona fronteriza”, expresó Díaz, en una entrevista en el programa Despierta con CDN, Canal 37.

Dijo que el proyecto de ley que se ha visto, pese al acuerdo entre legisladores y empresarios, prohíbe que nuevas empresas se establezcan en la frontera. Pero permite la permanencia de las ya instaladas. “La rigidez de ese proyecto de ley imposibilita que nuevas empresas lleguen. Y la realidad es que solamente con las empresas que están instaladas no se va a lograr el desarrollo que quiere la frontera”, dijo.

Favorece se produzca un entendimiento de partes

El Consejo de Coordinación de la Zona de Desarrollo Fronterizo, favorece la instalación de nuevas empresas; apela a que la comisión bicameral logre entendimiento entre las partes y tenga conciencia de lo que necesite el sector. Llamó a la Comisión a involucrar no solo a los empresarios, sino también a la sociedad. Indicó que los gobiernos anteriores no le daban importancia al reglamento, provocando una baja frecuencia en las reuniones del consejo.