El Banco Nacional de las Exportaciones cerró el 2018 con cifras positivas

    Economía y banca, por Josuanni Terrero, 3 febrero 2019, Santo Domingo DN.-El Banco Nacional de las Exportaciones (Bandex) concluyó su proceso de transformación, depuración, saneamiento y fortalecimiento patrimonial que manda su ley orgánica, y sus operaciones cerraron con un balance en azul por RD$255 millones.

    El gerente general del Bandex, Guarocuya Félix, ofreció los resultados del proceso de transformación de la institución, durante un desayuno que ofreció a la prensa para compartir las cifras y proyectos del banco. Durante el encuentro el funcionario y economista presentó al nuevo grupo de profesionales incorporado al equipo directivo del banco, de acuerdo con el mandato de la Ley No. 126-15 de julio del año 2015.

    Félix explicó que el proceso de transformación del antiguo Banco Nacional de Fomento de la Vivienda y la Producción (BNV), implicó el cumplimiento con lo establecido por la Ley No. 126-15, definido y monitoreado por la Junta Monetaria y la Comisión Técnica Interinstitucional creada para tales fines por la misma Ley. Indicó que el Banco Nacional de las Exportaciones, ya como Bandex, cerró sus operaciones por primera vez en su historia con balances positivos, y además se colocó, medido por capital, en el sexto lugar en el ranking de la banca múltiple de la República Dominicana y registró, además, una excelente evolución a partir de la capitalización por parte del Estado por valor de RD$2,600 millones.

    Definió el 2019 como el “año cero” para el Bandex que logró cerrar un esquema SWAPS o intercambio financiero con el Estado para traspasarle, vía el Ministerio de Hacienda, todos los activos que ya no formaban parte de la naturaleza exportadora del nuevo banco.

    “Bandex se reposiciona en el sector exportador como una ventanilla sana y viable”, dijo el principal ejecutivo del Banco Nacional de las Exportaciones.

    Guarocuya Félix revelo que realizaron dos investigaciones de mercado, una con una firma local y otra con una consultora internacional con el apoyo técnico del BID para determinar sus necesidades y expectativas.