Aseguran economía RD exhibe mejor clima de inversión y mayor estabilidad

Santo Domingo DN.-Presentan un breve análisis sobre las perspectivas de la economía hacia el 2024. La idea es traer confianza, certidumbre y tranquilidad a los agentes económicos sobre las perspectivas económicas del país, en función de la actual coyuntura externa.

En un artículo titulado “Perspectivas de crecimiento y estabilidad en la República Dominicana”, calzado bajo la firma de Osvaldo Lagares, se asegura que existe un amplio consenso entre la mayoría de los agentes económicos, nacionales y extranjeros, de que hoy día la economía dominicana exhibe un mejor clima de inversión y mayor estabilidad económica y financiera que hace algunos años y durante la pandemia del Covid-19.

La información está contenida en Página Abierta, un foro de analistas del Banco Central (BCRD), que a su vez enfatiza que el crecimiento económico de 2.4 % de República Dominicana se mantuvo en un entorno de estabilidad monetaria y financiera, y retornará a su potencial de 5 % a final de 2024, según las estimaciones del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Asegura que en 2023 la República Dominicana cerró con un desempeño económico adecuado, en un contexto de disminución de la demanda interna, del aumento de los precios internacionales de las materias primas, las tensiones geopolíticas y los efectos adversos derivados de eventos extremos asociados al cambio climático.

Según el reporte, en el país las actividades productivas se han expandido, las presiones inflacionarias se han reducido y el empleo ha aumentado a niveles históricos, promoviendo la estabilidad, el crecimiento y el desarrollo económico nacional, desempeño que ha contribuido a que mejoren las perspectivas de calificación de riesgo del país, publicadas por las principales agencias calificadoras de riesgo a nivel internacional.

El índice de bonos de mercado emergentes (EMBI, en ingles) para la República Dominicana, calculado por la firma estadounidense de servicios financieros JPMorgan Chase, el cual sirve de referencia para el riesgo país de las economías emergentes y en vías de desarrollo, se ha ubicado un 32.5 % por debajo del promedio regional de América Latina y 22.6 % por debajo del promedio global, a niveles inferiores al de economías como México, Colombia y Panamá.

Hacia el 2024, las principales perspectivas económicas de la República Dominicana apuntan a que el crecimiento económico retorne a su senda potencial de 5 %, la inflación se mantenga en torno al centro del rango meta de política de 4.0 % ± 1.0 % y las tasas de interés se orienten hacia la baja, si los factores de riesgo no se intensifican.

Se espera que el tipo de cambio se mantenga relativamente estable en torno a su variación histórica promedio, dado los ingresos en divisas que recibe el país, donde se pronostica que estos ingresos excedan el desempeño exhibido durante el 2023, cuando los flujos de remesas alcanzaron los US$10,157.2 millones, los ingresos por turismo se ubicaron en US$9,828.9 millones y la inversión extranjera directa ascendió a US$4,381 millones.

.Las medidas de política macroprudencial y la adecuada gestión de la liquidez de los intermediarios financieros, para reducir el riesgo sistémico y facilitar la canalización de recursos a los sectores productivos, hogares y Mipymes, permitirán contribuir a la expansión del crédito y a dinamizar la economía en un entorno de estabilidad de precios y estabilidad del sistema financiero.

Gracias a la oportuna implementación de la política monetaria y fiscal, la inflación ha sido controlada, que era el principal objetivo de la política económica, como ha indicado recientemente presidente Luis Abinader Corona.

Las medidas de política monetaria adoptadas en el país y permitieron cerrar el 2023 con una inflación de 3.57 %, la liberación de recursos de encaje legal a una tasa de hasta 9 %, por RD$190,000 millones, de los cuales hay actualmente en circulación alrededor de RD$30,000 millones para gestión de liquidez de las entidades de intermediación financiera.

Y, RD$149,353.8 millones para los sectores productivos, hogares y Mipymes, en beneficio de los agentes económicos con más de 27,600 préstamos, lo que ha contribuido a dinamizar las actividades productivas en un entorno de estabilidad financiera.

En cuanto al PIB per cápita, indica que el producto interno bruto (PIB) per cápita de la República Dominicana ha alcanzado los US$11,200 al cierre de 2023, colocando al país como una economía de ingresos medios y la séptima más grande de América Latina.

Además, se ha mantenido la estabilidad del mercado cambiario, donde el tipo de cambio de venta del dólar estadounidense en el mercado spot presentó una depreciación interanual de apenas 3.3 % al cierre de 2023, por debajo del promedio de los últimos cinco años prepandemia de 3.6 %.

Asimismo, destaca la gran estabilidad del sistema financiero del país, y las perspectivas económicas mundiales publicadas por el Fondo Monetario (FMI) y los riesgos asociados a las condiciones geopolíticas en Europa del Este, y en Medio Oriente y su impacto en el costo de los fletes marítimos, así como la sequía en el Canal de Panamá, entre otros riesgos que podrían subsanarse a mediados de 2024.